Reúne a dos mil especialistas en un congreso en la ciudad, con varias actividades abiertas al público.

La psiquiatría española asume que los casos de depresión crecerán «en el corto plazo», en consonancia con las previsiones de la Organización Mundial de la Salud.

Por eso, la revisión de la asistencia a las personas afectadas por esta enfermedad mental, así como por esquizofrenia, será uno de los principales asuntos del programa del decimoctavo congreso español de la especialidad, que se celebra en Santiago la próxima semana. Reúne a dos mil especialistas, además de a una representación de la industria farmacéutica y de otras profesiones como enfermería, psicología o medicina forense.

Las actividades previstas se presentaron ayer en el Clínico. Lo hicieron Francisco Vidal, presidente del comité organizador; Mario Páramo, jefe del servicio de Psiquiatría del CHUS; el también psiquiatra Manuel Arrojo, coordinador del programa de actos abiertos a la sociedad, que comienzan ya el lunes; y Sonia Fernández-Arruty, directiva de la gerencia del área sanitaria.

En la presentación se insistió en resaltar como un objetivo central el combatir el estigma del que aún no se libran las personas con enfermedad mental. Un paciente mental grave no es más violento que la sociedad; la enfermedad mental es común a toda la especie humana y nadie está libre de padecerla; y estas dolencias son semejantes a cualquier otra, con sus peculiaridades: en estas ideas insistieron Arrojo y Vidal.

Páramo señaló que una buena información es lo mejor contra el miedo que aún persiste ante este problema de salud.

Visión positiva por el arte

Entre las finalidades del congreso están la de ofrecer una visión positiva de la enfermedad mental, por su relación con el arte.

Producciones de conocidos pintores, músicos o escritores, como Miguel Ángel, Leonardo da Vinci, Beethoven, Van Gogh, Munch o Virginia Woolf, se han asociado en parte a trastornos psiquiátricos. Y «ahora, un estudio publicado en Nature Neuroscience, entre 150.000 europeos, deduce que la creatividad y la psicosis comparten las mismas raíces genéticas, al observar una conexión genética entre enfermedades como la esquizofrenia o el trastornos bipolar y la creatividad», resalta la organización.

Para evidenciarlo, del lunes al viernes de la próxima semana, en el centro Abanca de la praza de Cervantes, todo el público interesado podrá ver varias obras artísticas recientes realizadas por enfermos mentales graves.

Además, también previos al congreso, habrá un foro social y un ciclo de conferencias. Una de las charlas será del psiquiatra catalán Ramon Pigem Palmes, experto en el tema «arte y enfermedad mental». Otros oradores serán el genetista compostelano Ángel Carracedo; y Julio Bobes García y Miguel Roca Benasar, docentes de Psiquiatría.

FUENTE: lavozdegalicia